José Antonio Meneses Cadenas / José Miguel Amaya

Califica la situación como la que ellos están viviendo, «de auténtica tortura psicológica«

José Antonio Meneses «no tenemos respuestas, ni información, ni esperanzas de saber que pasó con la desaparición de nuestra madre»

Juan Aguilar
JUAN AGUILAR

A raíz de cancelarse la concentración que iba a tener lugar este pasado domingo cuando se cumplían 68 meses, de la desaparición de la vecina de Hornachos Francisca Cadenas, a la que se le pierde la pista la escasos 50 metros de su casa, y en un corto espacio de tiempo, «de solo 10 minutos», hemos querido de nuevo volver a sacar a « la palestra» este caso que alteró la tranquilidad de la población, y de toda la comarca.

Su familia sigue insistiendo que «ellos no tienen constancia de que haya pistas», ni testigos, ni respuestas, ni información, ni esperanzas……. «, y son ya 68 los meses transcurridos.

José Antonio Meneses, el hijo menor, igual que el resto de su familia y los vecinos, «sigue haciéndose muchas preguntas», «muchos interrogantes», que a pesar del tiempo transcurrido, «afirma que no descansará hasta saber que pasó con su madre».

La vida para ellos no es igual que antes, ni mucho menos «una desaparición, y con todos estos interrogantes», pesa mucho, y ellos afirman «que están como el primer día», la percepción que tenemos afirma José Antonio es esa, «que no hay avances en la investigación», que «no se utilizan todos los recursos», y que no todas las «desapariciones son iguales», el afirma que cuando «salta» algún caso de estas características, por los medios de comunicación «ve que según como sea esa desaparición», se emplean más o menos medios».

Otra cosa nos dice es «cómo se está llevando la investigación», lo desconocemos apostilla, porque es algo reservado y algo «que desconocemos», porque tiene que ser así, pero en la familia tenemos muchas preguntas que a día de hoy «nadie ha podido respondérnoslas»

En el cartel de la concentración ponía « El crimen perfecto existe cuando los recursos desaparecen», y el hijo menor lo corrobora , « reclamamos recursos para nosotros y para otros casos similares», «desgraciadamente muchos de estos casos no se resuelven precisamente por esos recursos que faltan», una familia como la nuestra, y «como otras muchas que hay en España» no podemos estar semanas, meses y años esperando « a que pase algo».

Pedimos «más que nada revisar estos protocolos y que todo esto cambie», porque el desequilibrio emocional que sufre una familia es abismal, que es lo que nos está pasando a nosotros, en todo este tiempo la percepción es «que tenemos poco respaldo por parte de los equipos que deben de investigar porque ha pasado mucho tiempo y seguimos sin respuesta».

Meneses declara que «llevamos casi 6 años ya esperando esas respuestas», y en todo este tiempo hay días y momentos para todo; « es muy difícil de recordar, de controlar tu emociones,…. « vemos que hay desapariciones que pasaron hace más de 20 años y sus familiares están como nosotros», ese es nuestro «caballo de batalla», que si en esta materia no se ha «avanzado» a pesar de los años, es «que algo no se está haciendo bien», afirma.

A la pregunta de cuánto tiempo hace que no mantienen contacto con los investigadores, José Antonio quiere quedar claro que es su hermano Javier el que se reúne con ellos periódicamente, «el contacto con ellos es bueno», apostilla aunque clarifica que «con el fin de proteger la investigación no pueden decir nada», entonces insiste «tú ansiedad se acelera».

Hemos pasado las Navidades unas fiestas donde quizás se nota más «la ausencia de las personas queridas», «se acentúa mucho más el dolor», a lo que José Antonio dice que « es igual las Navidades que cualquier otro día», emocionalmente una situación como está «te deja tocado de por vida» porque «son muchas las preguntas sin respuestas y ves que pasa el tiempo y ves que no se resuelve el caso, entonces es muy difícil de controlar emocionalmente».

El hijo menor de Francisca Cadenas «reivindica la figura del psicólogo en todo lo que rodea el mundo de los desaparecidos, y para la familia este profesional es «imprescindible para mantenerte fuerte hasta que se resuelva el caso, o que te dé las herramientas necesarias para aprender a convivir con ello».

Preguntado si a ellos se le facilitó la ayuda de un profesional de estas características, Meneses si nos dice «lo tuvimos en los primeros meses, pero luego ya cada vez que vamos lo tenemos que pagar», y en una situación de esta «magnitud», Salud Mental debería de estar durante «mucho más tiempo» tratándonos.!!!

¿Qué pide la familia?, José Antonio se muestra «tajante» , aunque con voz dubitativa y entrecortada nos dice « la familia Meneses Cadenas pide algo muy sencillo y a la vez muy complejo, « que se pongan todos los medios que no se pusieron al inicio de la investigación y que finalmente tengamos una respuesta y podamos descansar, ya que esto es una tortura psicológica muy difícil de digerir».

Antes de despedirnos de José Antonio volvimos a recordarle que durante todo este tiempo ellos han insistido «por activa y por pasiva», la petición que siempre han estado haciendo y que no ha sido «la colaboración ciudadana».

¿Esa colaboración se ha producido José Antonio? Afirma que eso «ellos lo desconocen», porque esa colaboración o la «aportación de algún dato que sirva para esclarecer el caso», si se ha producido, «que no lo sé», afirma con rotundidad, esa persona o personas lo «habrán puesto en conocimiento de la Guardia Civil», «y de forma totalmente confidencial», no puede ser de otra manera nos dice.

Aprovecha José Antonio antes de poner punto y final para seguir pidiendo «esa colaboración ciudadana», algo por muy «nimio que parezca», puede sin duda aclarar el caso de su madre, Francisca Cadenas Márquez que salió de su casa a despedir a unos vecinos con una pequeña, y «nunca más se supo de ella».

Una vez más las preguntas sin respuestas, los interrogantes, y el poner más medios a disposición de la solución de casos como el que nos ocupa «siguen de plena vigencia y estando presente en la charla que hemos mantenido con José Antonio Meneses».