HOY

Educación da marcha atrás y retrasa el inicio del curso tras el rechazo de los sindicatos

El periodo lectivo en las aulas extremeñas comenzará el 12 de septiembre, en lugar del día 6, como había anunciado la Junta

Ángela Murillo
ÁNGELA MURILLO

La Junta de Extremadura da marcha atrás y el curso escolar comenzará finalmente el lunes 12 de septiembre, en lugar del día 6, como anunció a principios de mayo. Tras el rechazo manifestado por los sindicatos, la Consejería de Educación rectifica y el periodo lectivo no arrancará finalmente antes del Día de Extremadura, es decir, una semana antes de lo habitual. El giro se ha hecho público este viernes durante una mesa técnica en la que todos los sindicatos se han sentado a tratar este asunto con la Administración.

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha justificado la decisión «en aras de mantener el buen clima de diálogo y negociación y por ser sensibles a las peticiones que habían llegado de varios centros educativos, familias y localidades».

Gutiérrez afirma que se ha querido «tener esa sensibilidad con aquellos que nos han manifestado que quizá iba a ser negativo el adelanto del curso y, en esa voluntad de negociación, no puede convertirse este tema en un problema ni para las localidades, ni para las familias, ni mucho menos, para los centros educativos».

La titular de Educación reconoce que la decisión había provocado «cierto malestar en ciertos centros educativos, sobre todo en localidades mayores, a la hora de la organización de las clases con el adelanto de dos días y también en municipios que tienen justamente festivos esos días».

Las reacciones de los sindicatos al cambio de postura conocido hoy no se han hecho esperar. «Nos alegramos de la rectificación de la consejera y que, de esta manera, el calendario escolar vuelva a sus fechas tradicionales, es decir, después de la festividad de la comunidad cutónoma, para dar así un tiempo suficiente para una adecuada planificación escolar, como venía sucediendo sin ningún problema año tras año antes de esta 'ocurrencia'», indica CSIF Extremadura en un comunicado.

Por su parte, el Sindicato del Profesorado Extremeño (PIDE) aclara que «en la mesa sectorial del 5 de mayo se negoció el calendario escolar solamente PIDE y ANPE se mostraron rotundamente en contra de empezar las clases con alumnos el día 6 de septiembre, CCOO no asistió a la mesa y no presentó ninguna propuesta, UGT no se mostró en contra y CSIF se mostró a favor de empezar el 6 de septiembre, aunque después se opusieran al calendario en prensa».

CSIF mantiene la huelga

Precisamente este era uno de los motivos esgrimidos por CSIF para convocar una huelga de Educación para el próximo lunes 30 de mayo. Además del adelanto del curso, entre otras razones citan «los continuados recortes de las plantillas de los docentes que impide, como marca la ley, la atención individualizada al alumno».

CSIF ya ha anunciado que ese paro se mantiene a pesar del cambio de postura de La Junta; mientras que otros sindicatos como ANPE, PIDE o CCOO no secundarán la huelga.

Los motivos que dio Educación

A principios de mayo, la consejera apostaba por el adelanto argumentando que había llegado «el momento de dar una vuelta al calendario escolar, porque las condiciones son diferentes».

Educación argumentó que no existían «motivos para iniciarlo más tarde» y la consejera adujo que la medida iba a favorecer la conciliación familiar.

En primer lugar señaló que septiembre ha quedado libre de la realización de exámenes tanto de la antigua Selectividad como de recuperación. En segundo lugar, que todos los interinos estarán contratados a partir del 1 de septiembre, con lo que las plantillas estarán cubiertas desde el inicio.

La Junta añadió que la evaluación extraordinaria de 1º de Bachillerato pase a junio implica adelantar al 16 de junio del próximo año el final de su actividad lectiva para que la evaluación pueda celebrarse hasta el 28. También dice que comenzando el curso el 6 de septiembre se equipara el calendario escolar con el de las escuelas infantiles y el de la Universidad.

Educación señalaba además, que, en la práctica, el curso empezaría el lunes 12, pues los dos primeros días (6 y 7) serían de presentaciones y los centros podían apostar por la flexibilidad horaria.