hoy

Ambuvital la empresa encargada achaca a estos actos vandálicos a la ruptura de negociaciones del sector del transporte sanitario

La ambulancia que presta su servicio en el Centro de Salud amanece pintada y con las ruedas pinchadas

Juan Aguilar
JUAN AGUILAR

La ambulancia que presta su servicio en el Centro de Salud de Hornachos al igual que otros diez vehículos más de Urgencias de Ambuvital en la provincia de Badajoz han amanecido con pintadas y con las ruedas pinchadas. Los actos vandálicos además de en Hornachos se han registrado en otros municipios como Zafra, Almendralejo, Villafranca de los Barros, y Solana de los Barros; y, como consecuencia de los mismos, los vehículos «podrían no prestar su servicio durante al menos dos días», indica Ambuvital, empresa encargada en la actualidad del transporte sanitario en Extremadura.

Ambuvital atribuye estos ataques a su flota «a la ruptura de la negociación del convenio colectivo y de un comunicado, lleno de falsedades, lanzado por los sindicatos donde se dirigen a los trabajadores del sector de transporte sanitario de Extremadura».

La empresa «desmiente toda la información que los sindicatos han vertido sobre nosotros, ya que la patronal siempre ha velado por las buenas condiciones de los trabajadores del sector de transporte sanitario de Extremadura».

Atransanex asegura que, antes de salir el actual pliego del concurso de ambulancias, «llegó a ofrecer una subida salarial del 11 por ciento y todos los trabajadores a 1.800 horas, a excepción del servicio de localizado donde se reducirían las guardias, y los sindicatos se han negado a aceptarlo, perjudicando de esta manera llegar a un acuerdo por ambas partes».

Ante lo ocurrido, la actual adjudicataria advierte que no va a tolerar hechos como los de la pasada noche y añade denunciará ante la Policía «para que se investiguen y se sancione a los culpables e inconscientes que no solo están haciendo daño a una empresa que ahora mismo no sabe si va a continuar ofreciendo el servicio de transporte sanitario porque no ha sido pre adjudicataria en ninguno de los lotes».

El sindicato UGT se ha apresurado a desmarcarse de estos actos y ha emitido un comunicado de condena. «Consideramos que la violencia no es el camino para defender derechos. Es lamentable la situación vivida y apelamos a la patronal a que, de una vez por todas se siente a negociar pues estos actos son fruto del gran descontento que sufren los trabajadores, los cuales se sienten desprotegidos al no tener un convenio digno que les asegure retribuciones salariales acordes al servicio que prestan».

Pre adjudicatarias

Cabe recordar que en Extremadura se va a producir un nuevo cambio de manos en la gestión del transporte sanitario. La mesa de contratación del concurso de ambulancias del Servicio Extremeño de Salud (SES) ha propuesto adjudicar esta prestación a los compañías de fuera de la región: Nuevas Ambulancias Soria y Asistencia Los Ángeles.

El SES convocó en mayo este concurso con una dotación de casi 47,5 millones de euros por anualidad, 9 millones más que la licitación del pasado verano que fue declarada nula y la que se inició a comienzos de este ejercicio y que fue anulada tras una sentencia del Supremo que modifica las condiciones del personal de guardia presencial.

Este incremento se centra sobre todo en el combustible (1,7 millones más) y en el personal (casi 1 millón más) debido a la citada sentencia. Pero también suben las partidas de gastos generales y beneficio industrial, con lo que el contrato es más atractivo. La duración es de doce meses con hasta cuatro prórrogas por el mismo periodo, mientras que el anterior era por cuatro años.

La licitación recibió cuatro ofertas, dos por cada lote. En la provincia de Badajoz optaban Ambuvital y Asistencia Los Ángeles, de Córdoba. La mesa de contratación propuso a esta última, ya que contaba con mejor oferta económica (26 millones al año) y una mayor valoración en cuestiones técnicas, como la aportación de ambulancias bariátricas para el transporte de personas con sobrepeso.

En cuanto al lote de la provincia de Cáceres, optaban por un lado la unión de empresas formada por Ambuvital y Transportes Sanitarios Virgen de Belén y por otro la soriana Nuevas Ambulancias Soria. La mesa de contratación se decantó por esta última.